¿Puede una abdominoplastia ayudar a recuperar la figura después del parto?

¿Puede una abdominoplastia ayudar a recuperar la figura después del parto?

Después de dar a luz, sobre todo si la mujer ya ha tenido varios hijos, el abdomen se convierte en una de las zonas más afectadas por la flacidez y el exceso de piel. Con el fin de ayudar a recuperar la figura después de parto, hay intervenciones de cirugía plástica como la abdominoplastia que pueden ser realmente efectivas. ¿En qué consiste exactamente?

recuperar la figura después del parto

¿Por qué hacer una abdominoplastia para recuperar la figura después del parto?

Hay que tener en cuenta, que son muchas las mujeres que después de embarazo detectan que su abdomen se ha abombado. Esto se produce porque los músculos rectos abdominales se separan en este periodo, y esto se empeora por la laxitud y la pérdida de elasticidad en la piel. Nos encontramos así ante un abdomen antiestético más redondo y flácido.

La abdominoplastia es una operación que tiene el objetivo de corregir los defectos del abdomen en lo que se refiere a piel, grasa e incluso musculatura. Con una intervención de este tipo, conseguimos devolver la firmeza a la zona, eliminando tanto las bolsas de grasa, como la piel sobrante, y corregimos la diástasis que se produce durante el embarazo. Además, en caso de haber un parto por cesárea, con la abdominoplastia mejoramos el aspecto de la cicatriz.

Después de una cirugía de este tipo, las pacientes notarán un cambio espectacular en su abdomen y cintura, que contarán con una mayor definición, así como una piel más tensa, eliminado esa zona laxa donde se encuentran las habituales estrías que salen con el embarazo. Una recuperación de la figura después del parto que mejora también la autoestima de las pacientes.

Otras cirugías para recuperar la figura después del parto

En algunas pacientes, la abdominoplastia se combina con otras cirugías plásticas con el fin de mejorar esa recuperación de la figura después del parto, como es el caso de la elevación de los pechos o mastopexia, o la liposucción, por ejemplo. Otra opción es hacer un aumento de pecho o mamoplastia, para rellenar el volumen de piel que sobra al implantar una prótesis. Con la liposucción, lo que se hace es extraer la grasa sobrante de la zona del abdomen, y, en muchos casos, también la de los muslos.

En la clínica del Dr. Díaz Gutiérrez valoramos cada caso en todo detalle y ofrecemos las mejor solución en base a las necesidades concretas de las pacientes que buscan recuperar su figura después del parto.