Contorno corporal: beneficios del lifting de muslos

cirujano plástico en Madrid

07 Mar Contorno corporal: beneficios del lifting de muslos

Hablamos de una de las partes de nuestra anatomía que más puede influir en el contorno corporal. El lifting aplicado en esta zona puede mejorar notablemente la forma de las piernas y mejorar su tersura, eliminando la flacidez y otras imperfecciones causadas por la grasa localizada. El Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, utiliza esta intervención quirúrgica para elevar el tejido descolgado en piernas y glúteos. Hablamos de uno de los problemas más frecuentes que suelen aparecer con el paso del tiempo o como consecuencia de una pérdida de peso.

cirujano plástico en Madrid

Esta técnica de medicina estética puede realizarse tanto en hombres y mujeres, indistintamente. El problema suele ser más frecuente en la parte posterior del muslo, aunque también puede darse en los laterales o en la cara interna. Las principales causas de flacidez responden a una pérdida importante de peso, predisposición genética o a una mala calidad de la piel. En muchas ocasiones, este proceso se combina con una lipoescultura para eliminar el exceso de grasa localizada, consiguiendo mejorar la figura del paciente.

El cirujano deberá estudiar cada caso concreto antes de desarrollar la intervención. La tracción de la piel dependerá de la anatomía del paciente, variando la localización de la incisión. La misma podrá hacerse en cara interna del muslo, en el pliegue inguinal o en el pliegue del glúteo. Evidentemente, el objetivo es minimizar al máximo la visibilidad de la cicatriz. La intervención puede prolongarse hasta las tres horas, por lo que requiere ingreso hospitalario y anestesia general.

Tras la operación es recomendable que el paciente guarde reposo durante unos días. Posteriormente, se retirarán los vendajes y drenajes. El cirujano revisará el estado del paciente y le ofrecerá algunos consejos para mejorar su bienestar y conseguir los mejores resultados posibles. El Doctor Díaz Gutiérrez siempre destaca que es una técnica sencilla, sin un riesgo elevado de complicaciones.

Sólo unas semanas después de la intervención, los pacientes pueden volver a su rutina normal y la diferencia de su contorno corporal será notable desde el primer momento. Una piel más firme y tersa para lucir unos muslos y glúteos rejuvenecidos.