El ácido hialurónico y su empleo en el rejuvenecimiento facial

rellenos con ácido hialurónico

14 May El ácido hialurónico y su empleo en el rejuvenecimiento facial

El paso del tiempo tiene un gran efecto sobre la piel del rostro. Cada año el ácido hialurónico, un componente natural de nuestra piel, disminuye de forma gradual y como resultado comienzan a aparecer los principales síntomas del envejecimiento, como las líneas de expresión y las arrugas. Cada vez son más los pacientes que acuden a la clínica del Dr. Díaz Gutiérrez para buscar soluciones de rejuvenecimiento facial en Madrid, y los rellenos de ácido hialurónico destacan por su gran efectividad.

rellenos con ácido hialurónico

¿Por qué utilizar el ácido hialurónico para el rejuvenecimiento facial?

El ácido hialurónico puede utilizarse de diferentes maneras para rejuvenecer la piel. En nuestro caso, utilizamos la técnica de relleno dérmico, un tratamiento sin cirugía, no invasivo, que se aplica sobre la piel en zonas como pómulos, labios, pliegues o arrugas. Lo que hacemos, es aplicar pequeñas inyecciones de ácido hialurónico superficialmente, para ofrecer un mayor volumen e hidratación en la piel.

El resultado es una apariencia más joven y natural, con una piel más hidratada, más tersa y con menos arrugas. Suavizamos así los signos del envejecimiento facial, y aportamos volumen a la piel hundida, además de una nueva definición a los contornos. Además, al tratarse de una sustancia reabsorbible, es necesario realizar sesiones de mantenimiento aproximadamente cada 9 meses, dependiendo de cada caso.

Es una solución indolora y los resultados son visibles desde el primer momento. La sustancia ofrece una mayor seguridad y eficacia en los rellenos faciales en comparación con otras técnicas con las que pueden surgir complicaciones irreversibles.

En la clínica del Dr. Díaz Gutiérrez apostamos por los rellenos del ácido hialurónico como uno de los tratamientos más efectivos para el rejuvenecimiento facial. Eso sí, recomendamos siempre acudir a un especialista para hacer una valoración previa, evaluar al paciente y poder informarse sobre la solución de rejuvenecimiento facial más adecuada para su caso.