Elevar el pecho con seguridad y éxito

mastopexia

Elevar el pecho con seguridad y éxito

La elevación de pecho o mastopexia es una de las intervenciones de cirugía estética más demandadas. La edad, la pérdida de peso, los embarazos y la lactancia, hacen que la fuerza de la gravedad actúe sobre el cuerpo de la mujer modificando la posición, la firmeza y tamaño del pecho. Esta caída o flacidez, además, suele ser más frecuente en mamas grandes o medianas.

Es una técnica poco dolorosa y muy agradecida, ya que además de mejorar la imagen también ayuda a la mujer a recuperar la seguridad y la autoestima al apreciar su pecho rejuvenecido, firme y simétrico.

¿Soy la candidata adecuada para una elevación de pecho?

Al igual que con el paso de los años la piel pierde su elasticidad, el pecho también pierde su volumen y firmeza. Con la mastopexia conseguimos remodelar y recolocar el pecho en la posición ideal, según la fisionomía de cada paciente.

Además, durante la intervención también se moldea el tamaño de la aureola y el volumen de las mamas. Si tu pecho es muy pequeño o ha perdido mucho volumen, el Doctor Díaz Gutiérrez puede recomendar la colocación de implantes mamarios para corregir esa sensación de pecho vacío y eliminar las estrías.

El objetivo es conseguir una mama más atractiva, redondeada y firme.

¿Cómo es la intervención?

La intervención para recolocar un pecho caído es poco dolorosa para la paciente, pero muy delicada debido en la zona en la que se practica. Nuestro centro está avalado por la excelencia de un equipo profesional liderado por el Doctor Díaz Gutiérrez, un referente en España en cirugía mamaria y un reconocido experto en mastopexia.

El primer paso para conseguir resultados óptimos y duraderos es hacer un diagnóstico correcto. Para ello es imprescindible un estudio personalizado, ya que factores como la elasticidad y calidad de la piel, la presencia de estrías, la forma y tamaño de las areolas o la existencia de asimetrías son clave.

La intervención es de carácter ambulatorio, lo que quiere decir que solo pasarás un día hospitalizada. La duración suele oscilar entre 3 y 5 horas, dependiendo de cada caso, aunque en todos ellos la recuperación es rápida.

 

¿Cuándo puedo retomar mi rutina?

Tras una elevación de pecho siempre recomendamos a nuestras pacientes descansar unas 48 horas.

Podrás recuperar tu rutina pasados 5-7 días tras la intervención, siempre y cuando tu trabajo no requiera trabajos forzados. Durante el postoperatorio de la mastopexia tendrás que llevar un vendaje durante unos días y utilizar sujetador deportivo durante un mes.

Otras recomendaciones que tendrás que tener en cuenta es no realizar movimientos bruscos ni coger peso, dormir boca arriba y no masajear la zona intervenida. No te olvides además de continuar con la rutina de hidratación y antigravitatorios generales, cuidados recomendados a cualquier mujer, y evitar siempre que sea posible el uso de sujetador con aro.