Hipertrofia mamaria y gigantomastia: cirugía de reducción de pecho

hipertrofia mamaria y gigantomastia

18 Nov Hipertrofia mamaria y gigantomastia: cirugía de reducción de pecho

En otro post del blog hablamos de la hipertrofia mamaria y la gigantomastia, mujeres cuyos pechos tiene un tamaño excesivo, lo que provoca una serie de problemas que se pueden solventar pasando por el quirófano. Lo que queremos en esta nueva publicación es explorar la sintomatología.

hipertrofia mamaria y gigantomastia

El volumen de unas mamas hipertróficas se debe sobre todo al aumento del tejido fibroso y de la grasa, influyendo tambien de forma notable el tamaño de la glándula. La obesidad es otra de las causas conocidas de hipertrofia mamaria.

Síntomas de la hipertrofia mamaria 

Uno de los más molestos son los dolores de espalda y cuello. Puede aparecer además una infección por cándida en el surco submamario con picores y maceración de la piel u hormigueos en las extremidades superiores y alteraciones vertebrales en los casos más graves.  

Al aumentar el tamaño de las mamas, también lo hace el de las areolas, por lo que la paciente también puede padecer cierto grado de macrotelia. La mayoría de las mamas hipertrofiadas presentan algún grado de ptosis mamaria. Se debe a que el peso de la mama provoca la distensión del sistema de soporte de la misma. 

Por eso, la mayoría de las intervenciones de reducción mamaria que acomete el Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, se realizan de tal modo que se proceda a la elevación de la mama, con el mismo efecto que una mastopexia. Con la mamoplastia de reducción lo que haremos será: 

  1. Reducir el exceso de tejido mamario.
  2.  Corregir la ptosis mamaria. 
  3. Mejorar la macrotelia.

Diferentes técnicas para realizar una reducción mamaria

Todo dependerá, entre otras cosas, de la anatomía de la paciente y de los resultados que esta busque. Las técnicas que implican resección de piel, permiten reducir el tamaño de la areola, reduciendo la macrotelia existente de la que hablábamos antes. Otro aspecto clave es el diseño de un pedículo, segmento de tejido mamario que permita la adecuada vascularización e inervación del complejo areola-pezón. El pedículo más utilizado es el superomedial.

Podemos citar las técnicas en función de la severidad de la gigantomastia:

1.- Liposucción: se recurre a esta técnica cuando se trata de mamas cuyo componente graso predomina sobre el glandular y que además no requieren extirpación de piel. Es la opción recomendada para pacientes con mamas con un exceso de tamaño leve.

2. Cicatriz periareolar: reduce el tamaño de la areola y eleva la mama. Se puede elegir esta técnica si se trata de ptosis grado I donde el complejo areola pezón (CAP) no deba elevarse más de 2 centímetros. La cantidad de tejido mamario extirpable es muy limitada. La cicatriz quedará solo alrededor de la areola, disimulada en la transición entre la mama y el CAP.

3.- Vertical: permite reducir el tamaño areolar y mayor extirpación cutánea que la anterior. Indicada para reducciones de mama de leves a moderadas con un ptosis grado I o II.

4.- Patrón en Y: se recurre a esta técnica cuando el complejo areola-pezón esté en un sitio adecuado y no haya que elevarlo. Esta técnica no corrige la macrotelia.

5.- Patrón en T invertida: se recurre a esta técnica cuando la ptosis es de grado II o III y se necesita además quitar , por tamaño o deseo de la paciente , una gran cantidad de piel y tejido mamario. Suele ser el patrón  de reducción de mama mas utilizado