Hipertrofia mamaria: la reducción de pecho como única solución