¿Liposucción o braquioplastia?

mejor clínica de liposucción en Madrid

13 Feb ¿Liposucción o braquioplastia?

La grasa corporal tiende a localizarse en diferentes zonas de la anatomía humana. Una de las más frecuentes es la cara interna de los brazos. Zona donde también puede darse un exceso de piel ante una pérdida notable de peso. La mejor solución para combatir ambos problemas estéticos será someterse a una intervención quirúrgica. Si estás buscando la mejor clínica de liposucción en Madrid, debes saber que existe más de un procedimiento adecuado para recuperar la apariencia de los brazos.

mejor clínica de liposucción en Madrid

Liposucción de brazos

Se trata de un procedimiento mediante el cual se absorbe la grasa de la cara interna del brazo, devolviéndole su forma previa. Es una operación sencilla que se practica con anestesia local. En numerosas ocasiones esta técnica se combina con un tratamiento de radiofrecuencia para conseguir mejores resultados. Este último consiste en aplicar calor en las capas profundas de la piel y el tejido graso subcutáneo. Está recomendada para devolver la tersura a la piel y la firmeza a los tejidos fibrosos.

Braquioplastia

En este caso hablamos de una intervención que requiere la aplicación de la anestesia general. Evidentemente, el objetivo es el mismo que en el caso anterior: la eliminación de grasa y piel descolgada en la cara interna de los brazos. Los resultados de este procedimiento son inmediatos y la recuperación muy rápida. Quizá la parte menos positiva es que deja cicatriz que deberá curarse de forma adecuada para que pase lo más desapercibida posible tras cierto tiempo.

La elección de uno u otro tratamiento recaerá sobre el cirujano plástico. El Doctor Díaz Gutiérrez siempre hace hincapié que la idoneidad de cada tratamiento dependerá de la gravedad de cada caso. La liposucción y la radiofrecuencia aportan un gran resultado en los casos más leves. Pero, cuando la cantidad de grasa y piel descolgada es superior, será más recomendable una braquioplastia.

En cualquier caso, ambos procedimientos son seguros, rápidos y garantizan los grandes resultados. La diferencia será notable y la parte superior de los brazos volverá a lucir tersa y firme. Hablamos de una cuestión que puede generar muchos recelos y problemas de autoestima en los pacientes que lo padecen. Al igual que ocurre cuando el cúmulo de grasa se localiza en otra parte del cuerpo humano. Por fortuna, hoy en día, los problemas estéticos pueden solucionarse.