¿Qué secuelas puede dejar la obesidad en mi cuerpo?

simulador de cirugía plástica

17 Oct ¿Qué secuelas puede dejar la obesidad en mi cuerpo?

La piel posee una capacidad de adaptación limitada, por eso cuando perdemos mucho peso es posible que queden estigmas del pasado en nuestro cuerpo. Pueden aparecer estrías, se atrofia la dermis y puede dar lugar a la flacidez de la piel sobrante. Todo ello contribuye a una apariencia cansada y envejecida. Hablamos de un problema estético que puede mermar la seguridad y autoestima del paciente. Afortunadamente, hoy en día existen procedimientos que nos ayudan a corregir estas secuelas. En todo caso, siempre es recomendable recurrir a una clínica que cuente con un simulador de cirugía plástica.

simulador de cirugía plástica

Hablamos de una tecnología que nos permite conocer los resultados de la intervención de antemano. Así, se pueden tener unas expectativas más realistas. La pérdida de peso puede suponer una gran mejora en la calidad de vida, el paciente ve cómo mejora su capacidad física y puede retomar actividades que antes no podía realizar, sin embargo los estigmas de la piel pueden suponer una merma en la apariencia física.

La flacidez puede afectar a varias partes del cuerpo, aunque suele aparecer un descolgamiento severo en la zona abdominal. En este caso, además de la imposibilidad de la piel de volver a su lugar podemos encontrar problemas en los tejidos. Este problema puede aparecer como consecuencia de una bajada importante de peso o tras un embarazo y un parto. Los músculos se han distendido para albergar el contenido intraabdominal y ya no recuperan su posición previa.

El Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, señala que la flacidez también puede aparecer en otros puntos de nuestra anatomía como en los brazos, los muslos o en la espalda. Además los pliegues cutáneos pueden dificultar la higiene, presentando humedad por sudoración y dando lugar a la aparición de hongos.

Otra consecuencia de la pérdida de peso es la caída de las mamas, al presentar flacidez en los senos, lo habitual es que cambien de aspecto. Sea como sea, se puede tratar la flacidez con procedimientos como la abdominoplastia. Por otra parte, la mastopexia es la intervención que permite restaurar la posición de las mamas.