Principales causas y síntomas del lipedema

Principales causas y síntomas del lipedema

El lipedema o síndrome de las piernas de elefante es una patología que se da principalmente en mujeres, y que provoca una acumulación anormal de grasa y líquidos en las piernas. Existen muchas dudas que trataremos de resolver a continuación, relacionadas con el porqué de la aparición de esta patología crónica, así como sobre los síntomas que provoca y las posibles soluciones.

piernas

¿Cuáles son las principales causas del lipedema?

Es habitual relacionar el lipedema con la obesidad, puesto que más de la mitad de las mujeres que tienen obesidad, padecen también lipedema. Sin embargo, se trata de patologías diferentes, y no podemos decir que la obesidad sea la principal causa de la acumulación de grasa excesiva en las piernas que da lugar al lipedema. Entre los principales motivos por los que puede aparecer este síndrome de piernas de elefante, podemos encontrar las siguientes:

  • Predisposición genética: en muchos casos, las pacientes tienen antecedentes de lipedema en las mujeres de su familia.
  • Desajustes hormonales: los problemas de lipedema suelen aparecer durante la pubertad, y pueden agravarse tanto con embarazos, como con la menopausia.
  • El hipotiroidismo y la obesidad son factores que pueden agravar el lipedema y sus síntomas.

¿Qué síntomas provoca el lipedema?

Además del incremento en el volumen de las piernas de forma desproporcionada en relación al resto del cuerpo, hay otros síntomas relacionados con esta enfermedad:

  • Incapacidad para perder peso. Hacer dietas o ejercicio no eliminará el problema.
  • Sensación de frío y pesadez en los muslos.
  • Mayor sensibilidad al dolor en la zona, que se incrementa a lo largo del día.
  • Aparición de hematomas y dolor con el contacto.
  • Fragilidad del cabello de las piernas. Los pelos se rompen con facilidad y aparecen hematomas.

Todos estos síntomas pueden empeorar en determinadas situaciones, como cuando se pasa demasiado tiempo de pie, en momentos de calor excesivo, durante viajes largos que implican estar sentado, etc.

Para tratar este problema, lo más adecuado es acudir a un especialista para obtener un correcto diagnóstico y ofrecer además posibles soluciones. El tratamiento debe ser individualizado y adaptarse a cada paciente. La liposucción, por ejemplo, es uno de los tratamientos que utilizamos en la clínica del Dr. Díaz Gutiérrez para tratar este tipo de patologías.