Liposucción en Madrid | Cirujano plástico en Madrid

LIPOSUCCIÓN

PUNTOS CLAVE DE LA LIPOSUCCIÓN

 Candidato ideal:

  • Paciente con zonas localizadas de exceso de grasa.
  • Piel elástica, con buen tono y escasas estrías.
  • Paciente con un índice de masa corporal por debajo de 30.

 Objetivos a conseguir:

  • Eliminar el exceso de grasa que es refractario a otros tratamientos.
  • Remodelar los contornos corporales definiendo formas (lipoescultura).
  • Conseguir una adecuada retracción de la piel.

Técnicas quirúrgicas:

  • Liposucción convencional.
  • Liposucción laser.
  • Liposucción ultrasónica.

Tiempos:

  • Técnica anestésica variable (depende zona y volumen a tratar).
  • Estancia en clínica variable (ambulante / hospital de día / 1 día de ingreso).
  • Faja o prenda compresiva 30 días.
  • Drenajes linfáticos de 1 a 3 meses (1 o 2 sesiones por semana).
  • Vuelta al trabajo en:
    • 3-7 días si no realiza actividades físicas intensas.
    • 15-21 días si su trabajo requiere esfuerzos físicos.
    • Retorno al ejercicio y vida normal en 4-5 semanas.
liposuccion

PUNTOS CLAVE DE LA LIPOSUCCIÓN

 Candidato ideal:

  • Paciente con zonas localizadas de exceso de grasa.
  • Piel elástica, con buen tono y escasas estrías.
  • Paciente con un índice de masa corporal por debajo de 30.

 Objetivos a conseguir:

  • Eliminar el exceso de grasa que es refractario a otros tratamientos.
  • Remodelar los contornos corporales definiendo formas (lipoescultura).
  • Conseguir una adecuada retracción de la piel.

Técnicas quirúrgicas:

  • Liposucción convencional.
  • Liposucción laser.
  • Liposucción ultrasónica.
liposuccion

Tiempos:

  • Técnica anestésica variable (depende zona y volumen a tratar).
  • Estancia en clínica variable (ambulante / hospital de día / 1 día de ingreso).
  • Faja o prenda compresiva 30 días.
  • Drenajes linfáticos de 1 a 3 meses (1 o 2 sesiones por semana).
  • Vuelta al trabajo en:
    • 3-7 días si no realiza actividades físicas intensas.
    • 15-21 días si su trabajo requiere esfuerzos físicos.
    • Retorno al ejercicio y vida normal en 4-5 semanas.
1 INTRODUCCIÓN

La liposucción o lipoescultura es un procedimiento de la cirugía plástica que sirve para eliminar y corregir determinados acúmulos de grasa que alteran la figura. Esos depósitos antiestéticos  de grasa se denominan lipodistrofia. Se trata de una alteración constitucional en la que existe una tendencia a acumular o presentar una distribución anómala de la grasa en determinadas zonas del cuerpo, generalmente refractaria a tratamientos dietéticos, ejercicio y perdidas de peso.

La liposucción es aquella técnica quirúrgica destinada a eliminar estos depósitos grasos, consiguiendo remodelar y definir las áreas del cuerpo donde se presenta.

2 ¿QUÉ PACIENTE SERÁ BUEN CANDIDATO PARA LA LIPOSUCCIÓN?

La lipodistrofia se suele presentar en unas localizaciones típicas que suelen ser el abdomen, espalda (flancos), caderas, cuello (papada) y piernas (cartucheras, cara interna de ingles, cara interna de rodillas y tobillos). Además existen otras muchas localizaciones que pueden ser susceptibles de tratamiento mediante liposucción.

Una condición básica para poder obtener resultados óptimos es que el paciente presente una piel elástica y tersa, dado que esta se tendrá que retraer acomodándose al nuevo contorno creado tras la extracción de grasa. Si el paciente presenta una piel envejecida con gran abundancia de estrías y muy laxa, el resultado puede ser menos satisfactorio, pues en caso de tener que extraer grandes volúmenes, esta tendrá poca capacidad de retracción por lo que pueden quedar irregularidades. Por esta razón, en estas situaciones es muy probable, que se deba de acompañar en determinadas zonas del cuerpo de procedimientos destinados a eliminar la piel sobrante como son la abdominoplastia, lifting de ingles y cintura (cruroplastia) o bien lifting de cuello o cervicofacial.

La liposucción no es una técnica que sirva para mejorar la piel de naranja o celulitis, existiendo tratamientos médico estéticos específicos que le ayudarán a mejorar esta condición.

Con frecuencia, pacientes con sobrepeso u obesidad, buscan en esta técnica una solución rápida a su problema. Aunque desde nuestra experiencia sabemos que la lipoescultura no sirve para solucionar la obesidad o el sobrepeso corporal generalizado, sí que es cierto que en determinados casos y siempre informando al paciente de las limitaciones que pueden existir dentro de cada caso, puede ayudar a disminuir contornos, remodelar formas y bajar peso y volumen.

3 LA INTERVENCIÓN Y POSTOPERATORIO

Desde el punto de vista técnico, la liposucción ha variado poco desde sus inicios. Básicamente consiste en  tres fases:

Fase de tumescencia: infiltramos o hinchamos la grasa con una solución de suero salino con anestésico local y un vasoconstrictor (adrenalina). Esta solución nos facilita la extracción de la grasa de una manera menos traumática permitiendo potenciar el resultado. Además, gracias a la acción del anestésico y de la adrenalina, es probable que aparezcan menos morados y el paciente se sentirá más cómodo y con menos molestias tras el procedimiento.

2º Fase de licuado de la grasa: Esta fase se puede realizar mediante diferentes técnicas. Si la liposucción es convencional este proceso se realizará mediante la introducción repetida de cánulas de diferente grosor que, de manera radial y con movimientos de vaivén, romperán los tabiques que sostienen a la grasa y la disolverán. Si es mediante liposucción ultrasónica o láser lo que se introduce es una cánula especial o sonda, que disuelve la grasa no mediante una acción mecánica sino mediante la emisión de ultrasonidos (ultrasónica) o luz (láser).

3º Fase de aspiración o eliminación de la grasa licuada: Mediante la introducción de cánulas con la punta perforada de diferentes formas según la necesidad de aspiración y, mediante la conexión a una máquina que realiza vacío de manera constante, se procede a la extracción de la grasa.

La grasa o depósitos de grasa son así removidos. Estas tres fases se aplican tanto a la capa profunda de la grasa (se elimina volumen) como a la capa superficial de la misma que es muy fina y está muy cerca de la piel. Esta ultima busca, más que perder volumen, favorecer la retracción de la piel.

Las diferentes técnicas explicadas en la fase de licuefacción de la grasa tienen repercusiones clínicas en la aplicación de la liposucción. En principio tanto la liposucción láser como la ultrasónica buscan facilitar el trabajo de rotura de la grasa al cirujano y sobre todo facilitar la retracción de la piel. Sin embargo, la liposucción o lipoescultura convencional tienen unos riesgos específicos pues pueden producir quemaduras en la piel así como zonas de anestesia (falta de sensibilidad) permanentes. Además prolongan los tiempos operatorios con las repercusiones específicas de este hecho.

En nuestra práctica diaria, indicamos en general la liposucción convencional en la mayor parte de pacientes y la técnica de lipoláser en casos donde hay que extraer y remover grandes volúmenes o bien la piel está muy envejecida o con muchas estrías.

La liposucción como hemos descrito claramente es una técnica quirúrgica, y como tal, se debe siempre realizar en un ámbito hospitalario o clínico con las medidas de seguridad y esterilidad  adecuadas.

Las técnicas anestésicas pueden ser muy variables y dependen sobre todo de las zonas y volúmenes a eliminar. En general para grandes volúmenes, abdomen, espalda y en  caso de necesitar procedimientos asociados, recomendamos la anestesia general y para pequeños volúmenes, papadas y piernas la anestesia local o bien local +regional (raquídea). De todas formas, cada caso es diferente y en este aspecto debemos de evaluarlo con usted en consulta.

Tras la intervención, le pondremos la faja o prenda compresiva adecuada a la zona y pasará a la unidad de despertar o reanimación. Tras un corto periodo de tiempo en el que el anestesista valorará que usted se encuentra completamente recuperada tanto de la anestesia general como de la regional, usted pasará a la habitación o bien al hospital de día.

Si su lipoescultura se ha realizado bajo anestesia general se quedará un día ingresado en el hospital. En el resto de las situaciones, tras confirmar que usted se encuentra recuperado, podrá regresar a su domicilio con la medicación y las pautas recomendadas por nosotros.

La liposucción permite así modelar la figura sin dejar cicatrices. Solamente se realizan unas pequeñas incisiones menores de 5 mm en zonas no visibles para permitir la introducción de las cánulas siendo generalmente dos por zona a tratar.

De estas, generalmente se dejan abiertas las más declives, permitiendo la eliminación de los líquidos introducidos en la fase de tumescencia así como de restos hemáticos y parte la grasa licuada y no extraída. Esto, denominada técnica de lipoescultura abierta, permite una mayor recuperación con menos molestias y morados. El único inconveniente es que durante las primeras 8-10 horas mojará la faja.

4 REVISIONES

Tras el alta hospitalaria, usted se marchará a casa con la medicación pautada y con un teléfono de atención personal o urgencias donde podrá resolver todas sus dudas. En caso de no poder ser solucionadas telefónicamente, acordaremos una visita en el momento que usted lo necesite.

Normalmente en 3-4 días nos veremos en consulta donde procederemos a la primera revisión. Durante estos días en casa no se podrá quitar la faja y deberá realizar una actividad tranquila en su domicilio. En esta primera consulta tras la intervención le revisaremos por primera vez las pequeñas incisiones y le retiraremos los puntos. Desde este momento ya podrá cambiarse la faja y ducharse, así como iniciar su incorporación a su actividad cotidiana (trabajo, conducir automóvil, etc.).

Desde el primer momento usted apreciará el resultado aunque, debido a la falta de retracción de la piel e inflamación, no será el definitivo. Para disminuir el edema/inflamación así como favorecer la retracción de la piel, deberá iniciar las sesiones de drenaje linfático. Durante el primer mes serán 2 por semana y a partir de éste, en general, pasará a ser 1 semanal. Estas sesiones serán indicadas en las revisiones por nosotros y dependerán en frecuencia y tiempo (por lo general 3 meses) de la situación  y evolución clínica individual.

Normalmente  desde el principio se ve el resultado, pero no será hasta el tercer mes cuando se apreciará la pérdida de volumen de manera clara y definitiva. Además habrá que esperar hasta el sexto mes para favorecer la retracción de la piel.

En condiciones normales, pasado el primer mes no es necesario llevar la faja, aunque en determinadas ocasiones usted se notará mas cómoda con ella.

Podrá retomar la práctica deportiva pasado el primer mes, aunque es normal que note al principio ciertas molestias.

Aunque previamente a realizarse una liposucción no es necesario realizar dieta ni estar en un peso idóneo; sí que tras ésta es muy conveniente, en la mayor parte de los casos, realizar un control dietético que nosotros le indicaremos.

Esto tiene una base científica. Si antes de la liposucción los adipocitos (células de grasa) están acostumbrados a niveles calóricos altos y tras la cirugía se los restringimos, ante una situación de estrés (como es el traumatismo producido por la liposucción), los adipocitos que no hayan sido eliminados del todo no serán capaces de soportar una situación energética escasa y quedarán eliminados definitivamente. Esto favorece la desaparición de la grasa que ha sido traumatizada con la liposucción pero no eliminada, potenciando el resultado.

5 RESULTADOS

La grasa se almacena en unas células (depósitos) denominados adipocitos. Son células que están debajo de la piel y que se distribuyen por todo el cuerpo en un número determinado por unidad de volumen. En cada centímetro cúbico tenemos un número fijo. En las zonas donde se presentan las lipodistrofias este número aumenta (aumenta su densidad) por lo que originan depósitos con mayor volumen. No es porque los adipocitos en esa zona sean más grandes, sino porque hay un mayor número. Estos adipocitos tienen capacidad de dividirse hasta la adolescencia, pasada esa edad su pérdida no se recupera.

La liposucción es una técnica definitiva. Es definitiva si lo que buscamos es modelar la forma y perder volúmenes en zonas localizadas. Para la extracción de la grasa hay que romper y destruir los adipocitos, por lo que en las zonas liposuccionadas ya no se recuperarán, normalizando la densidad y su número con el resto de zonas corporales donde no tenemos lipodistrofia.

Si queremos ganar peso tras una liposucción, se podrá ganar, pero ese aumento de volumen será uniforme y no localizado como ocurría antes de la lipoescultura dado que en los zonas donde más adipocitos había, mayor era la ganancia de volumen.

6 PROCEDIMIENTOS RELACIONADOS

La liposucción se puede realizar como técnica independiente, o bien combinarla con otras técnicas quirúrgicas. Las técnicas que se asocian, buscan potenciar los resultados y, en general, son procedimientos que eliminan la piel en situaciones donde ésta va a tener mala capacidad de retracción o bien se presenta con un exceso que no se va a retraer en igual medida a la eliminación de volumen de la zona tratada (abdominoplastia, lifting de ingles, lifting de cadera, lifting cervical, etc.).

Además, como procedimiento, se puede combinar en el mismo acto con otras intervenciones de cirugía wstética. Esto se lo indicaremos tras valorarle en consulta.

Para más información, no dude en contactar con el Doctor Díaz Gutiérrez, su cirujano plástico en Madrid.

7 DOCUMENTOS DESCARGABLES

Liposucción en Madrid

¿Qué aspectos debe tener en cuenta si se plantea recurrir a la liposucción en Madrid como vía para mejorar su figura? Se trata de una intervención que le puede proporcionar amplios beneficios. Con una reducción drástica de los acúmulos de grasa en determinada zona del cuerpo, someterse a este procedimiento puede además ser la clave para obtener una pérdida de peso aún más satisfactoria a largo plazo con unos hábitos más saludables. Para disfrutar de las condiciones deseables en esta operación y aspirar a un resultado eficaz y personalizado, lo ideal es ponerse en manos de un equipo de expertos cualificados.

Liposucción en Madrid adaptada a sus necesidades

En la consulta del Doctor Díaz Gutiérrez disponemos de los medios y la experiencia que nos permiten abordar la lipoescultura en Madrid con las mejores garantías de una atención satisfactoria a cada paciente. Incorporamos distintas técnicas quirúrgicas a fin de poder optar por la indicada en cada caso: convencional, láser o ultrasónica. Trabajamos para apuntalar la seguridad en nuestras intervenciones y también para que el posoperatorio resulte llevadero los pacientes. Así, queremos facilitarle que pueda darse la oportunidad de encontrarse más a gusto con su cuerpo, a nivel estético y de comodidad.

Un aspecto reseñable de la liposucción es que resulta deseable que los candidatos a esta cirugía posean una piel elástica, que se pueda adaptar a la transformación del contorno que ocasionará la operación. En caso de no ser así, la vía alternativa podría ser añadir un lifting u otra técnica quirúrgica que permita deshacerse del exceso de piel que resulte de la liposucción. Lo que puede tener claro es que, sean cuales sean las circunstancias de su caso, nosotros nos volcaremos por ofrecerle asesoramiento e información a su medida, de forma que podamos darle acceso a los procedimientos que mejor le permitan aproximarse a sus objetivos.

¿Qué opinan los pacientes sobre el Dr. Díaz Gutiérrez? Leer TESTIMONIOS

 

doctoralia             facebook-sin-fondo

No se quede con dudas

CONTACTE CON NOSOTROS
SIN COMPROMISO