Mentoplastia | Cirujano plástico en Madrid

MENTOPLASTIA

PUNTOS CLAVE DE LA MENTOPLASTIA

Candidato ideal:

  • Barbilla pequeña o retraída con normal oclusión dental.
  • Mentón amplio y muy proyectado con oclusión dental normal.
  • Pacientes con falta de definición en el ángulo que forman el mentón con el cuello.

Objetivos a conseguir:

  • Armonizar el ovalo facial.
  • Equilibrar las relaciones con la nariz, los pómulos y el cuello.

Técnicas quirúrgicas:

  • Sustancias de relleno (hialurónico, biopolímeros, lipoestructura con grasa, etc)
  • Implantes de mentón (silicona, medpor…) por vía oral o submental.
  • Genioplastia de avance o de retroceso quirúrgico.

Tiempos:

  • Intervención con anestesia  local, local  con sedación o general.
  • Duración intervención 1 hora.
  • Quitamos puntos en 7 días.
  • Mentonera elástica 1 semana todo el día, y 3 semanas más solo por la noche.
  • Vuelta al trabajo en 5-7 días.
  • Retorno al ejercicio y vida normal en 4 semanas.
mentoplastia
1 Introducción

Las alteraciones en la proyección y forma del mentón  constituyen un aspecto importante  de la armonía facial, que en muchas ocasiones pasa desapercibida para nuestros pacientes.  El mentón se posiciona como un referente importante  en el equilibrio facial, y en determinados casos será conveniente su corrección para poder conseguir  el equilibrio facial o bien para potenciar el resultado de su rinoplastia, lifting o liposucción del cuello. La nariz, el mentón y el cuello son tres puntos anatómicos de nuestro rostro, cuyo equilibrio estético  individual se alcanza gracias a la  relación con los demás.

El aumento en la forma y proyección del mentón, pueden ser realizados para  producir un mentón más definido,  potenciando  el perfil  y la definición de la línea mandibular, los cuales pueden mejorar espectacularmente  un aspecto facial redondo,  una nariz hiperproyectada o bien  una falta de definición del ángulo cervicomental en el cuello.

La disminución en el tamaño y proyección del mentón logra afinar el rostro devolviendo la armonía al ovalo facial.

Es por estas razones que la cirugía del mentón puede ser realizada en conjunción con otros procedimientos tales como el lifting, la rinoplastia y la liposucción del cuello, potenciando sus resultados.

2 ¿Qué paciente será un buen candidato para la mentoplastia?

Generalmente  es poco frecuente que el paciente consulte  por la alteración en la forma del mentón. Normalmente, el paciente consulta por  alteraciones en la forma del ovalo facial, falta de definición entre el cuello y la barbilla, o bien por una nariz muy pronunciada en la visión de perfil. Es en esa primera consulta en la que tras analizar detenidamente las estructuras óseas, piel y partes blandas, en la que orientaremos hacia las alteraciones que se presentan y que son responsables de la falta de equilibrio en su rostro. En algunas ocasiones será preciso solicitar alguna prueba de imagen, como radiografías o bien  un TAC, con el objeto de asesorarnos sobre la relación entre las partes óseas y blandas con el fin de planificar la intervención.

Tras toda esta valoración estableceremos con usted, en base a sus deseos y expectativas, qué maniobras o intervenciones serán las más adecuadas para conseguir el resultado esperado, respondiendo a todas sus preguntas y resolviendo todas sus dudas.

3 La intervención y postoperatorio

Las intervenciones que buscan una mejoría sobre el mentón son muy variadas por lo que los procedimientos anestésicos que nos permiten realizar el tratamiento comprenden desde la anestesia general con ingreso (sobre todo si se van a realizar como complemento de otra intervención mas compleja como la rinoplastia o el lifting) hasta la anestesia solo local en régimen ambulante.

Asimismo el tiempo de ingreso en el centro sanitario puede ser de solamente unas horas si se efectúa ambulatoriamente, o de un día si precisara anestesia general.

a) El aumento  en la proyección y forma del mentón (genioplastia)  puede variar técnicamente  desde la simple infiltración con sustancias de relleno hasta el avance del hueso mediante osteotomías. Todo dependerá del grado de falta de desarrollo, tipo de alteración  y técnica a aplicar, factores  que serán evaluados con usted en la consulta.

Básicamente en orden de dificultad  podemos diferenciar tres procedimientos:

1-Infiltración  con sustancias de relleno o grasa del  propio paciente. Estos procedimientos  están indicados en casos muy leves o bien para hacer algún retoque tras otro procedimiento. Son técnicas muy seguras y sencillas y se realizan bajo anestesia local en régimen ambulante.  Las sustancias  que se infiltran generalmente son el ácido hialurónico y en casos muy determinados los biopolímeros.  Otra sustancia de relleno que se puede utilizar es la grasa del propio paciente que se obtiene extrayéndose mediante una liposucción de una zona seleccionada. El relleno con grasa requerirá para obtener un resultado definitivo  varías infiltraciones espaciadas  en el tiempo.

2-Implantación de una prótesis. Están indicadas para casos moderados y severos. Se pueden poner bajo anestesia local en régimen ambúlate o con anestesia general. Estas prótesis  pueden ser de diferentes materiales, como la silicona el Medpor, el Goretex®, etc. Son materiales no  reactivos y que hoy día, han alcanzado una gran seguridad. Se colocan en un bolsillo muy ajustado en el mentón, aunque en ocasiones en necesario fijarlos al hueso mediante unos tornillos o suturas reabsorbibles. Se pueden generalmente tallar tanto en la anchura como en la proyección deseada. Las vías de abordaje (cicatriz) para implantarlas varían desde la intraoral (en el interior del labio inferior junto a la encía)  o bien  por debajo de la barbilla o submental siendo una cicatriz  muy pequeña y que con el tiempo pasa desapercibida.

3-Genioplastia de avance óseo. Esta técnica que es la más compleja de las tres se utiliza en casos moderados o severos. Se realiza bajo anestesia general con un día de ingreso.  Mediante una incisión intraoral  se aborda el punto más declive del mentón, y tras realizar la medición necesaria para conseguir el avance preciso, se realiza una sección (osteotomía) en el hueso y se avanza lo previsto, fijándolo en su nueva posición mediante unas placas  de material reabsorbibles.

b) Cuando por el contrario es necesario  una disminución en la proyección y forma de la barbilla,  el procedimiento es muy similar al anterior, con la diferencia en que a través del mismo abordaje, lo que realizamos es un limado o corte en el hueso (osteotomía). Es así como podemos  acortar y estrechar la mandíbula.

c) Asimismo si se identifica una posible asimetría o diferencia de forma o tamaño entre un lado de la cara, se podrá actuar mediante un avance o retroceso en el lado que deseamos o necesitamos modificar.

4 Revisiones

Tras el procedimiento es normal que la zona se encuentre inflamada y amoratada, extendiéndose con frecuencia al cuello resolviéndose en unos 7- 10 días.  Las suturas situadas en la boca se reabsorben  y solo habrá que retirar, en caso de que se hayan utilizado esta vía,  las situadas debajo del mentón en unos siete días. Es recomendable tener la zona intervenida inmovilizada  todo el día, durante una semana mediante una mentonera, aunque sobre el tercer o cuarto día el paciente ya podrá quitársela para limpiarse la zona. A su vez, es a partir de este momento cuando podrá reincorporarse al trabajo.  Recuerde que es importante no movilizar ni masajear la zona durante unos 7-10 días. La mentonera la deberá llevar por la noche un mes más, momento en a partir del cual podrá ya desarrollar una actividad cotidiana  absolutamente normal.

Las revisiones durante el primer mes se realizan una vez por semana, pasando a ser trimestrales durante el primer año, momento en el cual si todo esta correcto le daremos el alta. No obstante ante cualquier duda o problema  no dude en  consultarnos. Estaremos a su disposición en cualquier momento para resolver su problema o duda, en consulta o por teléfono.

5 Procedimientos relacionados

La cirugía del mentón se puede realizar como procedimiento aislado aunque es más frecuente  realizarla como complemento de otros procedimientos sobre el área facial.

La mentoplastia a menudo se combina con la liposucción del cuello, consiguiendo acentuar la línea mandibular y la definición del cuello. También se combina con frecuencia a la rinoplastia con el fin de armonizar y dar balance a las proporciones faciales.

Además, aunque con menos frecuencia, se puede realizar en el mismo acto junto a un lifting o una blefaroplastia, o bien un relleno de grasa facial (lipoestructura) con el objetivo de mejorar el ovalo facial.

Para más información, no dude en contactar con el Doctor Díaz Gutiérrez, su cirujano plástico en Madrid.

6 DOCUMENTOS DESCARGABLES

¿Qué opinan los pacientes sobre el Dr. Díaz Gutiérrez? Leer TESTIMONIOS

 

doctoralia             facebook-sin-fondo

No se quede con dudas

CONTACTE CON NOSOTROS
SIN COMPROMISO