OTOPLASTIA

PUNTOS CLAVE DE LA OTOPLASTIA

Candidato ideal:

  • Pacientes adultos con deseos de mejoría estética.
  • Pacientes menores con repercusión psicológica (complejo) y de relación con su entorno.

Objetivos a conseguir:

  • Aproximar las orejas separadas a su zona natural.
  • Restaurar los pliegues naturales.
  • Modificar las alteraciones de la forma.
  • Modificar el tamaño relativo de las orejas con relación a la cara.
  • Restaurar la armonía facial.

Técnicas quirúrgicas:

  • Cicatriz posterior.
  • Modelar mediante puntos en cara posterior.
  • Solamente en casos muy especiales o cartílagos muy rígidos, se procederá a resecar o limar cartílago.

Tiempos

  • Intervención con anestesia local o local con sedación en régimen ambulante (en niños pequeños menores de 10-12 años anestesia general con una noche de ingreso).
  • Duración intervención 1-2 horas.
  • Quitamos puntos en 2 semanas.
  • Vuelta al trabajo en 5-7 días (en niños incorporación al colegio en 2 semanas).
  • Retorno al ejercicio suave y vida normal en 4 semanas.
  • Orejeras/cinta ortopédica facial 2 semanas todo el día, y de 2 a 3 meses en casa y al dormir.
Cirugía de las orejas: otoplastia
1 Introducción

Se denomina otoplastia a la intervención quirúrgica que se realiza para modificar la posición, forma y tamaño de las orejas. Se consigue así reposicionar a una posición más natural las orejas separadas o “en soplillo”; disminuir la apariencia de orejas grandes o bien corregir y devolver la naturalidad a las alteraciones de la forma.

Debido a que estas alteraciones conllevan un impacto emocional y social importante en niños y adolescentes, es prioritario corregir estas cuanto antes. Además, es durante estos primeros años, cuando existe una mayor desproporción en el tamaño de las mismas con respecto a la cara, potenciando esta desproporción cualquier alteración de la forma y posición de las orejas.

De este modo evitaremos que el niño pueda desarrollar complejos o problemas en el colegio al convertirse en el objeto de burlas entre su compañeros.

Generalmente, es una intervención que se realiza en niños a partir de los 5 años,  pues la estructura anatómica de la oreja ha crecido casi completamente a esta edad pudiendo ser moldeada sin problema.

En la edad adulta también es una intervención muy frecuente, teniendo en cuenta que además se puede realizar completamente bajo anestesia local, siendo una intervención tremendamente agradecida.

Si usted o su hijo está considerando la posibilidad de someterse a una otoplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que algunas de estas cuestiones dependen en gran parte de factores personales y de nuestra experiencia y preferencias. No dude en solicitarnos una consulta donde estaremos encantados de valorar su caso y resolver todas sus dudas.

2 ¿Qué paciente será buen candidato para la otoplastia?

Es fundamental que los padres vigilen la percepción del niño en relación a sus orejas prominentes. Si el niño refiere ser objeto de burlas en el colegio o entre sus amigos, o bien observan que esta alteración, cohibe sus relaciones con los demás, es conveniente que plantee a su hijo la idoneidad de resolver su problema. Si el niño manifiesta que desea mejorar esta alteración, será el momento en el que deben plantear una visita con nosotros para ver cómo podemos mejorar el aspecto de sus orejas, explicándoles y resolviendo todas las dudas que se le puedan plantear.

Aquellos niños que son conscientes de su problema y que por diversas causas desean resolverlo serán más tolerantes con las molestias postoperatorias y estarán más satisfechos con el resultado.

La inseguridad con el resultado de cualquier intervención en cirugía estética es normal. Que se planteen dudas sobre cómo nos afectará a la armonía y estética facial no debe preocuparnos, pues es muy frecuente entre todos los pacientes que desean mejorar el aspecto de sus orejas. Lo que debe pretender con la cirugía es corregir las imperfecciones tanto en forma, como tamaño y posición de sus orejas, no la perfección absoluta.

 En la primera visita procederemos a una exploración meticulosa de su problema, valorando según las alteraciones que presente, la técnica más recomendable para su caso. Tanto en esta como en las sucesivas visitas que realice con nosotros, no dude en preguntarnos sobre todos los aspectos que desee mejorar. Esto nos ayudará a mejorar el planteamiento quirúrgico permitiendo que usted esté más satisfecho con el resultado futuro.

3 La intervención y postoperatorio

La intervención se debe realizar en el quirófano, dentro de una clínica u hospital. En general es una intervención que se realiza bajo anestesia local en régimen ambulante, por lo que tras la misma usted se podrá ir a casa. Solamente si el niño es pequeño (menor de 10-12 años), se deberá realizar bajo anestesia general, por lo que deberá permanecer un día ingresado en el hospital. Para niños mayores se podrá emplear anestesia local asociada o no a sedación, de manera que esté despierto durante la cirugía pero relajado, no requiriendo ingreso (solo permanecerá unas horas tras la intervención en el hospital de día, pudiendo marcharse a casa tras estas). La intervención suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo.

Toda la intervención se realiza por la cara posterior, mediante una pequeña incisión para exponer el cartílago, de tal forma que en el futuro la cicatriz no será visible. Las técnicas de otoplastia han evolucionado mucho buscando menor agresividad y por tanto, una mejor recuperación postoperatoria. Antiguamente se abordaba por la cara anterior procediendo a grandes resecciones de cartílago o bien a rayados agresivos para conseguir modelarlo. Esto originaba unas secuelas muy características que se manifestaban en formas poco naturales y bordes angulados con pliegues y fisuras en la cara anterior. Secuelas y formas que difícilmente tenían solución.

Hoy día para la mayoría de los casos, lo que hacemos es dar unos puntos de un material especial por la cara posterior del cartílago, que permiten moldearlo, ayudando a mantener la forma definitiva hasta que todo cicatrice. Solamente en casos muy especiales o bien  con un cartílago muy rígido, será necesario añadir otras maniobras como es resecar una pequeña porción de cartílago, limados suaves del mismo o bien utilizar otras técnicas más complejas. Estas evoluciones técnicas, nos permiten resultados más naturales y duraderos, con una pronta recuperación y por tanto, con mayor satisfacción y comodidad para el paciente.

Tras la intervención se coloca una “orejera” ortopédica elástica alrededor de la cabeza, pudiéndose marchar a casa. En los casos de niños en los que haya sido necesaria una anestesia general, permanecerán en el hospital esa noche, pudiéndose marchar a casa al día siguiente. Las orejas suelen doler un poco los primeros días, pero se alivia fácilmente con medicación pautada. De todos modos junto a las recomendaciones postoperatorias adecuadas, se le facilitará un número de atención telefónica de 24 horas para que pueda resolver cualquier incidencia o duda que le surja.

Sobre el tercer o cuarto día se le cita en consulta para realizar la primera revisión. Realizaremos la primera cura y comprobaremos que todo ha evolucionado de manera correcta.

A partir de este tercer día se podrá duchar y lavarse el pelo realizando tras esto, la cura según las indicaciones que le facilitaremos. Además podrá ya reincorporarse a sus actividades cotidianas. En los niños se recomienda que se vuelvan a incorporar al colegio en torno a  las dos semanas.

Aunque la recuperación postoperatoria es rápida y muy tolerable, este procedimiento tiene solo un inconveniente y es que deberá llevar la orejera ortopédica elástica durante todo el día en torno a dos semanas, y después solamente por la noche y en casa en torno a dos o tres meses más.

4 Revisión

Lo normal en esa primera revisión es que al principio se aprecie las orejas aproximadas en exceso y muy inflamadas. No debe olvidar que todavía sus orejas no tendrán la forma definitiva, pues lo normal es que esta se adquiera al tercer mes al despegarse un poco adquiriendo una apariencia más natural.

Tras esta primera revisión, se le citará en consulta una vez por semana durante el primer mes, para controlar que todo evoluciona de manera satisfactoria y resolver todas las dudas o problemas que le puedan surgir. Los puntos se retirarán en la consulta, a la  segunda o tercera semana. Al mes ya podrá comenzar a realizar deporte suave sin contacto de manera normal y baños de inmersión sin problemas.

Durante las sucesivas revisiones le iremos realizando unas fotos de control para comparar el resultado y ver que todo ha evolucionado de manera correcta, comprobando que usted se encuentra satisfecho con el resultado obtenido.

Será sobre el tercer mes cuando ya no será necesario llevar la orejera por la noche para dormir. Las revisiones siguientes tendrán lugar al sexto mes y al año, dándole el alta definitiva esa fecha.

El resultado de la operación es permanente y no se modifica con el transcurso de los años. Rara vez es necesario un retoque y las complicaciones, ya sean cutáneas o del cartílago (hematoma, infección, etc.) en manos cualificadas y con los cuidados adecuados son excepcionales.

5 Procedimientos relacionados

Las orejas en soplillo o separadas es la alteración más frecuente dentro de las malformaciones auriculares. Pero existe un gran abanico de malformaciones congénitas y adquiridas en esta zona. Oreja en copa, contraída, alteraciones en la forma y posición del lóbulo, o bien ausencia de partes o toda la oreja (microtia), son problemas que también tienen solución quirúrgica.

La otoplastia se realiza generalmente como un procedimiento aislado, aunque no hay problemas en combinarlo con otras intervenciones sobre el rostro tales como la blefaroplastia, botox o rellenos. En caso de querer combinar otras intervenciones sobre el área facial como la rinoplastia o bien cirugías de remodelación corporal, deberemos ser conscientes de que tendremos que recurrir a la anestesia general con ingreso en la clínica.

Para más información, no dude en contactar con el Doctor Díaz Gutiérrez, su cirujano plástico en Madrid.

6 DOCUMENTOS DESCARGABLES

¿Qué opinan los pacientes sobre el Dr. Díaz Gutiérrez? Leer TESTIMONIOS

 

doctoralia             facebook-sin-fondo

No se quede con dudas

CONTACTE CON NOSOTROS
SIN COMPROMISO