MAMOPLASTIA DE AUMENTO

PUNTOS CLAVE DE LA MAMOPLASTIA DE AUMENTO

Candidato ideal:

  • Falta de desarrollo/volumen de la mama.
  • Pérdida de volumen tras embarazos o disminución de peso.
  • Malformaciones o asimetrías.
  • Ptosis/caída del pecho de grado leve/moderado.

Tipos de implantes:

  • Anatómicos de gel de silicona de alta cohesividad (superficie rugosa/poliuretano).
  • Redondos de gel de silicona de alta cohesividad (superficie rugosa/poliuretano).

Tipos de incisiones:

  • Submamaria (pliegue inferior de la mama).
  • Hemiareolar inferior (borde inferior de la areola).
  • Axilar.

Posición de los implantes (bolsillo):

  • Submuscular.
  • Subfascial.
  • Subglandular.
  • Plano dual para los casos de pecho caído.
mamoplastiaaumento

 Tiempos:

  • Intervención con anestesia general.
  • 1 día de estancia en clínica.
  • Duración intervención 2 a 3 horas.
  • Quitamos puntos en 14-21 días.
  • Sujetador deportivo sin aros todo el día durante un mes.
  • Vuelta al trabajo en:
    • 5-7 días si no realizan actividades físicas.
    • 15-21 días si su trabajo requiere esfuerzos físicos.
  • Retorno al ejercicio y vida normal en 4-5 semanas.
  • No masajear el pecho en 3 meses.
1 Introducción

La mamoplastia de aumento o aumento mamario, es aquella intervención destinada a conseguir una mejoría en el volumen y forma del pecho femenino. Entre las causas que pueden aparecer para que se solicite esta intervención se encuentran:

1- Falta de desarrollo de la glándula mamaria.

2- Pérdida de volumen de la mama tras los embarazos, lactancia y pérdidas de peso.

3- Malformaciones, diferencias de volumen y asimetrías de causa congénita como en la mama tuberosa o bien adquirida como en las tumorectomías tras cáncer de mama.

Esta intervención, gracias al alto nivel biotecnológico en el desarrollo de los implantes utilizados, logra con altísima seguridad y durabilidad, unos resultados muy gratificantes y satisfactorios. De esta manera las mujeres pueden recuperar la armonía y equilibrio en su figura, aumentando el volumen de su pecho, mientras mantienen una forma, tacto y apariencia natural.

2 ¿Qué paciente será buen candidato para la mamoplastia de aumento?

En general, cualquier mujer que desee remodelar el volumen y forma de su pecho puede ser candidata a esta intervención, no existiendo contraindicaciones específicas para este procedimiento. Sí que existen algunas circunstancias que es conveniente que valore con nosotros antes de someterse a esta intervención:

1- Si usted desea quedarse embarazada en un plazo inferior a dos años es aconsejable que retrase esta intervención. La cicatrización interna puede alterarse en este periodo por lo que un embarazo podría modificar el resultado estético de la mama.

2- Las pacientes menores de edad en caso de falta de desarrollo severo de la mama, asimetría o malformación que produzca repercusión psicológica, podrían ser intervenidas. Los requisitos para ser intervenidas y que generalmente solicitamos son: un informe y valoración psicológica clínica y que hayan alcanzado una mínima madurez corporal situándose esta edad en torno a los 16 años por término medio.

3- Tras las pérdidas de peso es preciso que transcurran un mínimo de 6 meses de estabilidad ponderal para valorar la intervención. En algunos casos es preciso realizar una resección de piel (Mastopexia*) dado que solo con el implante no podrá rellenarse todo el envoltorio cutáneo de la mama que se ha quedado vacío y descolgado.

4- Tras los embarazos y lactancia es preciso que transcurran un mínimo de 6 meses para poder valorar la forma y volumen definitivo de la mama, pues en algunos casos tendremos que recurrir también a realizar una Mastopexia.*

No obstante, la forma y volúmenes del pecho en cada mujer es muy variable, por lo que las recomendaciones antes dadas pueden variar. Solo tras una meticulosa valoración y exploración clínica y mediante una entrevista personal en las que nos manifieste sus deseos y expectativas, podremos aconsejarle de manera individual sobre la idoneidad del momento de la intervención.

3 Valoración preoperatoria, planificación e implantes

Probablemente sea la mamoplastia de aumento en todas sus variantes, la intervención donde la planificación preoperatoria adquiere un aspecto más importante. Actualmente, los laboratorios han diversificado las opciones en las prótesis que se pueden utilizar, buscando adecuar la forma del implante a las necesidades anatómicas de cada paciente. Esto logra optimizar la naturalidad en los resultados, alcanzando además un altísimo nivel de seguridad y durabilidad.

Por esta razón, la valoración en consulta es fundamental. Es muy importante que usted comprenda perfectamente toda la información que le transmitiremos tras proceder a la exploración. En esta, analizaremos las características anatómicas y del tejido que usted presenta, para poder ofrecerle las mejoras opciones que garanticen el resultado más natural, seguro y satisfactorio para usted.

Los aspectos más destacados a valorar en la exploración son:

1- Deseos y expectativas de la paciente.

2- Medidas de la mama y del tórax de la paciente.

3- Cantidad de tejido que aporta la mama de la paciente que proporcionará una  adecuada cobertura sobre el implante.

4- Grado de caída de la mama.

5- Existencia de asimetrías, malformaciones y malposiciones de las areolas.

En general, son estos factores los que influyen en la forma, dimensiones y volumen del implante a utilizar, así como en la posición del mismo y vía de abordaje (o cicatriz).

Cualquier material protésico en el organismo origina una cicatriz interna que va a envolverla. Esta cicatriz se denomina CÁPSULA PERIPROTÉSICA  y, en condiciones normales, es muy elástica y laxa adaptándose a la forma del implante. Esta cápsula por determinadas circunstancias (contaminación del implante en la cirugía, baja calidad del mismo y transcurso de los años) se puede hacer más rígida de manera progresiva originando la denominada contractura capsular. Esta, que dejada a su curso natural será progresivamente mayor (Grados de BAKER I-IV), origina que la mama adquiera forma esférica, se endurezca y origine incluso dolor.

Nuestras técnicas de implantación (lavados con antibióticos intraoperatorios y  asepsia rigurosa) unidos a los implantes de máxima calidad, garantizan los mínimos riesgos en la aparición de la contractura capsular. De hecho los índices son menores al 1-2% y en general son grados mínimos en los que usted no va a apreciar diferencia en el resultado.

Generalmente recomendamos, en la mayor parte de nuestros pacientes, los implantes con forma anatómica aunque, en determinados casos (recambios protésicos y determinadas formas de mama), podemos optar por utilizar implantes redondos. En general este aspecto lo valoraremos con usted en consulta.

Independiente de la forma del implante utilizado, las prótesis que utilizamos pertenecen a los  mejores laboratorios existentes en la actualidad (Mentor/Allergan-EEUU y Polytech-Alemania). Sus  productos están avalados por las agencias estatales de seguridad farmacológica y sanitaria de máximo nivel europeo y estadounidense (FDA) ofreciendo garantía de por vida por rotura además de otras coberturas (referirse a los programas de garantía de los implantes).

Son implantes de gel de silicona de alta cohesividad y que presentan múltiples capas en su envoltura que evitan su rotura y la fuga de la silicona. Además, para disminuir la aparición de contractura, tienen superficie rugosa o texturada. Todos estos aspectos de su diseño y material buscan evitar cirugías de recambio a medio y largo plazo como ocurre con otro tipo de implantes que es preciso recambiar a los 10-15 años ya sea por degradación y rotura de los mismos o bien por la aparición de contractura capsular avanzada.

Además, también le podemos ofrecer tanto si usted lo solicita como si su caso lo precisa,  los implantes con cubierta de poliuretano (Polytech) de los cuales somos especialistas con una larga experiencia. Tecnológicamente son los más avanzados ofreciendo además garantía contra la contractura capsular y la rotación.

En el pecho de una mujer podemos encontrar las siguientes capas: piel, tejido celular subcutáneo, glándula  mamaria, fascia, músculo pectoral mayor y costillas. Existen 3 tipos de bolsillo o lugar donde la prótesis puede ir alojada:

1- Subglandular: entre la glándula y la fascia.

2- Subfascial: entre la fascia y el músculo pectoral mayor.

3- Submuscular: debajo del músculo pectoral mayor.

 En general, el bolsillo más recomendable por presentar menor índice de contractura capsular y por facilitar las revisiones ginecológicas y pruebas de imagen es el submuscular. El único inconveniente es que el postoperatorio inmediato es un poco más incómodo. La elección de un bolsillo u otro depende fundamentalmente de las características de la exploración y será un detalle que valoraremos junto a usted.

Para realizar este bolsillo y así poder introducir la prótesis, la incisión o cicatriz puede realizarse en:

1- Surco submamario (pliegue inferior del pecho).

2- Hemiareolar inferior (mitad inferior de la línea de división entre la areola y la piel normal).

3- Axilar( hueco axilar).

 De las tres incisiones la más recomendable es la del surco. Es la vía más limpia con menor carga bacteriana de las tres y por tanto, con menor probabilidad de contractura capsular. Es la que menos alteraciones de la sensibilidad produce y, dado que se sitúa en el pliegue de la mama, es la que a medio y largo plazo menos se ve.

La hemiareolar inferior la solemos utilizar en determinados casos como en los recambios si la cicatriz estaba posicionado ahí, en las asimetrías y en las ptosis o pechos caídos si hay que quitar algo de piel en torno a la areola.

Sin embargo la axilar en general, dado la alta carga bacteriana de la zona, dificulta la correcta ejecución de la cirugía y dificultad para posicionar bien los implantes. No la recomendamos.

Además, para que usted pueda hacerse una idea aproximada del resultado o para resolver casos de duda en el implante, disponemos en nuestra consulta de un sistema de medidores/probadores externos de prótesis de mama de Allergan, Mentor y Polytech. Este sistema se compone de un amplísimo catalogo de medidores externos que se colocan detrás de un sujetador en consulta y que se corresponden a la prótesis que en la exploración clínica hemos valorado para su intervención. De esta manera, usted podrá valorar volumen, forma y resultado, pudiendo observar cuál será el resultado final y rectificar parámetros de forma y volumen en caso de que usted lo solicite, siendo una herramienta fundamental en nuestra práctica diaria.

4 La intervención y postoperatorio

La mamoplastia de aumento se realiza siempre bajo anestesia general. Solo en determinadas situaciones –como son pequeños retoques y recambios de prótesis– se puede valorar la anestesia local con sedación.

La duración de la intervención se sitúa en torno a las dos horas, aunque en determinadas situaciones (corrección de asimetrías, malformaciones como la mama tuberosa, etc.) la cirugía nos puede ocupar en torno a una o dos horas más.

Aunque la forma y volumen del implante a colocar vienen determinados por la valoración en consulta, disponemos de medidores intraoperatorios (sizers) facilitados por la casa comercial del implante. Estos medidores son unas prótesis de prueba con las mismas dimensiones de la prótesis a implantar y son una herramienta básica al realizar la intervención. Colocándolos una vez realizado el bolsillo, nos permiten apreciar el efecto estético definitivo del implante elegido y poder así confirmar o cambiar dicha elección.

Una vez elegida la forma y volumen del implante, procedemos a realizar una hemostasia cuidadosa y lavamos las cavidades con antibióticos según los últimos protocolos publicados que buscan evitar la aparición de contractura capsular. Posteriormente, se colocan unos drenajes con el objeto de que la fórmula de lavado con antibióticos, una vez cumplida su misión de eliminar la carga bacteriana de la zona, se evacue.

Es preciso que usted pase una noche ingresada en el hospital y al día siguiente, tras la primera visita médica, podrá marcharse a casa. Al alta, le facilitaremos un informe con toda las medidas y medicación precisa. Además, dispondrá de un numero de teléfono de atención  por si precisa resolver dudas o bien es preciso valorarla antes de la primera revisión acordada con usted al alta.

En los aumentos mamarios simples el día siguiente de la intervención retiraremos los drenajes mientras que se mantiene unos días mas si la intervención ha sido para corregir malformaciones, asimetrías o pecho caído.

La primera revisión en consulta se sitúa en torno a 48-92 horas tras la intervención dependiendo de cómo se encuentre usted al alta y del tipo de intervención. Durante esos primeros 4 días deberá permanecer en reposo relativo (vida tranquila en casa) evitando movilizar los brazos. No podrá mojarse la zona operada. Deberá dormir hacia arriba con el cabecero elevado y, por último, podrá utilizar un sujetador deportivo sin aro para inmovilizar la zona operada.

En la primera revisión en consulta procederemos a realizar la primera cura de la zona, retirando los apósitos. Le explicaremos como tratar las incisiones realizadas así como todo lo que debe de hacer a partir de ese momento. Ya podrá ducharse y comenzar a realizar otras actividades como conducir su automóvil. Asimismo, podrá incorporarse a su actividad cotidiana y trabajo si este no supone cargar pesos.

Las únicas recomendaciones durante esta fase que sigue que abarca desde el día 5º tras la intervención hasta el mes (día 30 postcirugía) son: dormir hacia arriba; no levantar los brazos por encima del nivel de la cabeza; llevar el sujetador deportivo sin aros durante todo el día; no masajear el pecho; evitar cargar pesos tanto en su vida cotidiana como laboral y evitar toda actividad deportiva

5 Revisiones

Al principio el pecho se encuentra inflamado y las zonas adyacentes presentan edema. Esto hace que usted pueda percibir el volumen de su pecho más grande de lo deseado y con un resultado un poco artificial. Esto es normal y con el paso de los meses apreciará como la mama adquiere un forma más armónica y natural. Se alarga la parte inferior del pecho, desaparece la convexidad del polo superior y a la vez se definen los contornos adquiriendo la apariencia definitiva, proceso que nos lleva entre 6 y 18 meses, dependiendo de la distensibilidad de los tejidos y de la forma y volumen del implante utilizado.

Algunas veces es preciso utilizar una banda que acelere y potencie este proceso, sobre todo en casos de malformaciones y mujeres nulíparas dado que sus tejidos son menos distensibles. Nosotros se lo indicaremos en las revisiones.

Durante las dos primeras semanas es probable que usted sienta molestias, más acentuadas si el implante va alojado debajo del músculo. Esto es normal y se controla perfectamente con los analgésicos habituales que le pautaremos.

Tras la primera revisión, se le citará en consulta una vez a la semana durante el primer mes, donde iremos aclarando sus dudas y supervisando la buena evolución de todo el proceso.

En estos primeros 30 días tras la intervención, tendrá que dormir hacia arriba, llevará el sujetador deportivo sin aros todo el día, no podrá coger pesos, evitará toda actividad deportiva, no podrá masajear el pecho ni desplazarse los implantes, y evitará baños por inmersión.

Todas estas medidas de inmovilización de la zona operada durante el primer mes, tienen una importancia fundamental en el caso de utilizar prótesis anatómicas de cubierta rugosa. Buscan como objetivo básico, que la cápsula periprotésica que su cuerpo va a formar, se desarrolle de la forma adecuada y permita que se adapte al implante de la manera más íntima posible, evitando en un futuro la aparición de una desproporción entre el implante y la cápsula con lo que se pudiera favorecer la rotación del implante y la aparición de liquido (seroma periprotésico). Esto, en mamoplastia de aumento primaria (en las que se coloca por primera vez un implante), es excepcional, pero es preciso que usted comprenda el objetivo para evitar que aparezca.

Es por esta razón que en los recambios protésicos, donde si es más frecuente, recomendamos implantar prótesis redondas, pues su rotación no se aprecia al tener todos sus diámetros iguales.

Aunque a partir del día 30, usted podrá incorporase a la vida cotidiana de manera completa, sin embargo no se podrá masajear todavía el pecho pues la adherencia de la cápsula a la superficie del implante todavía no se ha producido, teniendo que esperar 2 meses más.

Durante todo el proceso de cicatrización, usted podrá sentir molestia tras un esfuerzo físico de manera ocasional; esto se considera normal y cederán con analgesia habitual. Estas irán desapareciendo en torno al sexto mes.

Las revisiones se realizarán al tercer, sexto y doceavo mes. Pueden variar según las necesidades de cada paciente. Además, en cualquier momento que usted necesite, podrá contactar  telefónicamente o citarse en consulta con nosotros para solventar cualquier duda que se le presente. En estas revisiones, además de comprobar que todo evoluciona de manera correcta, realizaremos un control fotográfico digital para constatar dicha evolución.

Como hemos indicado, al año es cuando se adquiere la forma y volumen definitivos pudiendo valorar entonces la naturalidad del resultado. En nuestro programa recomendamos realizar un control anual con usted de manera indefinida. Esto tiene la función de comprobar la integridad del implante con garantía de por vida y pedir las pruebas oportunas ante la sospecha de cualquier alteración. En ese caso se informará al laboratorio de dicho suceso para hacer efectivo el programa de garantía.

6 Procedimientos relacionados

La mamoplastia de aumento se realiza como procedimiento único en gran número de pacientes pero también es frecuente  asociarlo a otras técnicas. Dado que es una intervención cuyo tiempo en quirófano es relativamente corta comparada con otras, prácticamente se puede asociar a cualquier procedimiento de cirugía estética.

Probablemente sea la abdominoplastia la intervención con la que más se asocia. No hay que olvidar que un porcentaje alto de mujeres tras los embarazos sufren un envejecimiento tanto de sus mamas como de su zona abdominal, por lo que suelen solicitar la mejora de ambas zonas de manera combinada en una sola intervención.

Otras intervenciones que se podrían combinar son las realizadas sobre la zona facial (blefaroplastia, otoplastia, lifting o rinoplastia) o la liposucción de zonas diferentes de la cintura como pueden ser las piernas.

Si piensa en combinar procedimientos aprovechando la intervención de mamoplastia de aumento, estaremos encantados de orientarle sobre la conveniencia de las mismas, pues habrá que valorar la suma de los tiempos en quirófano, recuperación y posibilidad en base a su estado previo de salud y riesgos.

Para más información, no dude en contactar con el Doctor Díaz Gutiérrez, su cirujano plástico en Madrid.

7 DOCUMENTOS DESCARGABLES
8 Casos reales de mamoplastia de aumento

¿Qué opinan los pacientes sobre el Dr. Díaz Gutiérrez? Leer TESTIMONIOS

 

doctoralia             facebook-sin-fondo

No se quede con dudas

CONTACTE CON NOSOTROS
SIN COMPROMISO