¿Puedo hacer ejercicio tras una abdominoplastia?

abdominoplastia en Madrid

11 Abr ¿Puedo hacer ejercicio tras una abdominoplastia?

La cirugía del abdomen es un procedimiento que se lleva a cabo con la intención de eliminar la piel flácida, al mismo tiempo que se mejora la elasticidad de la zona tratada. Dos cuestiones que suelen afectar a las mujeres tras un parto o a personas que han perdido mucho peso en un corto espacio de tiempo. Según nuestra experiencia en la realización de técnicas de abdominoplastia en Madrid, podemos decir que durante la intervención se retira tanto la grasa localizada como el exceso de piel entre el ombligo y la zona pública. Además, generalmente en los casos donde la paciente ha estado embarazada, puedo ocurrir que se haya producido una diastasis de rectos, es decir, que se haya creado una separación de los músculos abdominales. Con la abdominoplastia, reparamos esta diastasis y eliminamos la piel sobrante para que la paciente pueda volver a recuperar su figura anterior al embarazo.

abdominoplastia en Madrid

Al contrario de lo que pueda parecer, la actividad física puede favorecer la recuperación del paciente. Hacer ejercicio físico tras la intervención puede ayudar a reactivar la circulación sanguínea en la zona y, además, contribuye a que el paciente se mantenga en el peso corporal adecuado. Sin embargo, el ejercicio debe ceñirse a unas tablas muy concretas y realizarse de forma moderada tras la intervención. Promover el flujo de sangre es una cuestión clave para el proceso de curación, ayudando a reducir la hinchazón de la zona. Otra ventaja de este tipo de ejercicios es que sirven para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos y a la tonificación de los músculos.

El primer ejercicio tras la abdominoplastia será caminar de forma moderada, no todos los pacientes podrán hacerlo y, al principio, es normal sentir cierta molestia. La intensidad de la práctica se podrá aumentar en la medida en la que el paciente mejora y así lo vaya estipulando el Doctor Díaz Gutiérrez.

El Doctor Díaz Gutiérrez quiere hacer hincapié en la necesidad de que el ejercicio físico sea validado por el cirujano plástico, ya que no siempre será recomendable y las fases de recuperación pueden variar mucho de un paciente a otro. Generalmente, el ejercicio moderado podrá comenzar a practicarse a partir de la cuarta semana de recuperación, pero de igual modo, con moderación y bajo supervisión médica.