¿Cómo saber si tienes mamas tuberosas

¿Cómo saber si tienes mamas tuberosas

Son muchas las mujeres que sienten que sus pechos son pequeños, que tienen un aspecto diferente o una asimetría, y que buscan una solución. Sin embargo, desconocen en algunos casos que padecen de mamas tuberosas.

Se trata de una anomalía mamaria benigna, es decir, una irregularidad estética que tiene solución gracias a la cirugía estética. De hecho, las mamas tuberosas son una de las consultas más frecuentes en las consultas de los cirujanos plásticos.

Hay algunos rasgos comunes que permiten identificar un pecho tuberoso, y lo mejor para confirmarlo es acudir a un buen cirujano plástico.

PRINCIPALES RASGOS DE LAS MAMAS TUBEROSAS

Los pechos tuberosos, también conocidos como senos tubulares, hernia areolar o mama constreñida, es una malformación congénita que se manifiesta en la pubertad, es decir, durante el periodo del desarrollo y que puede afectar a uno o ambos senos.

Existen varios grados de mamas tuberosas, y destacan principalmente por contar con una areola más grande de lo habitual.

Su aspecto, además, es el de unas mamas demasiado separadas, con un polo inferior corto y con una forma «tubular» o «cónica». En las mamas tuberosas también se puede apreciar una forma alargada de los pechos y que los pezones miran hacia el suelo.

Las mamas tuberosas no son en ningún caso una enfermedad ni están asociadas con ninguna patología clínica concreta, aunque las mujeres que conviven con este tipo de senos suelen sufrir problemas de autoestima o malestar emocional.

Si crees que tus pechos puedan padecer una tuberosidad, es el momento de decidir si deseas dar una solución al problema.

¿cUÁL ES EL TRATAMIENTO MÁS ADECUADO PARA LA CORRECCIÓN DE LAS MAMAS TUBEROSAS?

Es un procedimiento que implica una doble actuación: una mamoplastia de aumento con un tratamiento complementario para eliminar el problema que genera la forma tuberosa.

El Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, suele recurrir a la resección del anillo mamario para permitir la liberación de la base mamaria.

Además, utiliza la tecnología de simulación de cirugía estética para que la paciente puedan visualizar el resultado de la intervención. Este paso, al igual que el previo para seleccionar el tamaño del implante, es el idóneo para gestionar las expectativas y saber de antemano qué se puede esperar de la intervención. Una información clave para realizar la mejor elección posible.

Como ya hemos dicho, la cirugía estética es la única solución para la malformación de las mamas tuberosas. Y ponerse en manos de profesionales como el Doctor Díaz Gutiérrez, que cuenta con experiencia en este tipo de intervenciones, es una garantía de valor incalculable.

Si tienes cualquier tipo de pregunta más concreta no dudes en consultarnos.