Consecuencias emocionales de la hiperhidrosis

hiperhidrosis tiene solución

28 Nov Consecuencias emocionales de la hiperhidrosis

Aunque el sudor tiene un cometido muy concreto en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, el sudor excesivo indica que hay un problema. Se trata de una cuestión muy molesta que puede poner en apuros a la persona que la padece. Afortunadamente, la hiperhidrosis tiene solución existen numerosos tratamientos para ponerle remedio y poder olvidarse de los cercos y el mal olor que el sudor puede provocar.

hiperhidrosis tiene solución
Hablamos de una anomalía que suele mermar la autoestima y la confianza de los pacientes que la padecen. Es un problema físico que puede generar muchas complicaciones emocionales más o menos complejas de solucionar. Sobre todo, es importante tener en cuenta que los cuadros de nervios o ansiedad pueden agravar la patología. Siendo el ámbito laboral uno de los más afectados por la hiperhidrosis.¿Qué problemas genera la sudoración excesiva?

El sudor puede comenzar en cualquier momento y, muchos de ellos, pueden resultar de lo más inoportunos. Lo que suele generar nervios, ansiedad, estrés, miedo, vergüenza y otras emociones difíciles de controlar. Imagina por un momento, una cita importante de esas que nos generan nervios de por sí: una entrevista de trabajo, una cita amorosa, un examen, etc. Los pacientes con hiperhidrosis tendrán una preocupación añadida, favoreciendo que el sudor haga acto de presencia.

Además, hay que tener en cuenta que este problema puede influir en situaciones cotidianas. Por ejemplo, será importante elegir prendas transpirables para minimizar el problema y evitar los cercos. Hacer deporte u otras acciones que implican de por sí un incremento de la sudoración pueden convertirse en una traba para estos pacientes que, generalmente, van viendo cómo se mina su autoestima. Terminará afectándoles en el ámbito personal y en sus relaciones sociales.

El Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, siempre explica que la hiperhidrosis puede llevar aparejada otros problemas de olor por bacterias como la bromhidrosis. El sudor sirve de sustento para estos microorganismos que generan una descomposición de ácidos grasos y amoniaco que generan el olor desagradable asociado al sudor.

Finalmente, hay que tener en cuenta que el exceso de humedad localizado en la zona puede generar otros problemas como la aparición de hongos o micosis. Las condiciones de humedad y temperatura son ideales para su desarrollo. Todo ello contribuye a la necesidad de poner remedio a la sudoración excesiva de forma rápida y eficaz.