Cuidados básicos tras un lipofilling facial

lipofilling facial postoperatorio

14 Nov Cuidados básicos tras un lipofilling facial

Hablamos de uno de los tratamientos más efectivos para redibujar el contorno facial y rejuvenecer la expresión. El procedimiento consiste en sustraer grasa de la zona abdominal que, posteriormente, se inyecta en el ovalo facial para jugar con los volúmenes y la tersura de la piel. Hablamos de una intervención sencilla, pero como cualquier operación habrá que tener en cuenta el lipofilling facial postoperatorio.

lipofilling facial postoperatorio

La recuperación tras pasar por el quirófano no será traumática, pero es necesario seguir los consejos del cirujano y tener en cuenta una serie de recomendaciones para que este periodo sea lo más llevadero posible.

Consejos para el postoperatorio del lipofilling

  1. Es muy importante mantener los apósitos que se colocan en el rostro tras la intervención. Aunque es posible que tengas el impulso de quitarlos, es importante que no caigas en la tentación y los mantengas por lo menos hasta la primera revisión con el cirujano.
  2. La zona abdominal deberá cubrirse con una prenda compresiva para evitar que se abra la herida y los roces en la zona manipulada. Normalmente, esta medida se prolonga durante un mes, aunque dependerá del tamaño de la herida y la zona donde esté localizada.
  3. Después de cualquier tipo de intervención quirúrgica es normal tomar antiinflamatorios e, incluso, a veces antibiótico para evitar las molestias relativas a la operación.

El cuerpo no suele rechazar las infiltraciones, ya que se trata de la grasa del propio paciente. En cualquier caso, es importante evitar roces o ejercer presión sobre las zonas trabajadas. También será importante no hacer esfuerzos tras los primeros días tras la intervención. La fotoprotección solar también será una cuestión de peso, cuidarse de los rayos ultravioleta del sol será fundamental durante los primeros días de recuperación.

El Doctor Díaz Gutiérrez, cirujano plástico en Madrid, siempre señala que el riesgo de esta intervención es mínimo. Se trata de un procedimiento muy sencillo, pero siempre es recomendable acudir a consulta para realizar una valoración y establecer unas expectativas reales del tratamiento.

El lipofilling es la técnica que permite restaurar el contenido graso en ciertos puntos del óvalo facial, sobre todo en la zona de los pómulos. Pero, también, sirve para mejorar el contenido de la mandíbula o rellenar el área temporal. Como ya hemos comentado, será necesaria una consulta de valoración para determinar qué resultados podemos esperar y cuál será el procedimiento más adecuado para cumplir con las expectativas del paciente.