Dudas frecuentes antes de una reconstrucción mamaria

Dudas frecuentes reconstrucción mamaria

28 Mar Dudas frecuentes antes de una reconstrucción mamaria

La reconstrucción de pecho es un tratamiento con un importante valor emocional para las pacientes que han sido víctimas de un cáncer de mama y conviven día tras días con las cicatrices del combate que han librado. Cualquier intervención de reconstrucción mamaria en Madrid estará supeditada por un tratamiento primario de curación del tumor.

Dudas frecuentes reconstrucción mamaria

¿En qué momento podemos someternos a este tratamiento?

Generalmente, habrá que esperar a que finalicen los tratamientos coadyuvantes. De hecho, en el caso de aplicar radioterapia o quimioterapia habrá que esperar varios meses. Sin embargo, son muchos los profesionales sanitarios que coincidimos al considerar que esta intervención se podría realizar en la misma operación en la que se va a extirpar el seno o senos afectados. Una cuestión que podría paliar, en gran medida, el impacto emocional de la mastectomía.

Lo cierto es que la reconstrucción de las mamas no tiene por qué interferir en los tratamientos de quimioterapia o radioterapia, ni tampoco en los exámenes futuros para revisar el estado y la evolución de la patología. En los últimos años, se ha avanzado mucho en las técnicas quirúrgicas de reconstrucción. Hoy en día, los cirujanos plásticos podemos conseguir una simetría, volumen y forma a la mama sana. Por otra parte, este procedimiento permite disimular las cicatrices y reconstruir la areola y el pezón.

Los resultados de una reconstrucción mamaria son definitivo y los resultados son sorprendentes. Algunas mujeres pueden notar ligeras diferencias entre el seno tratado y el sano, pero no son perceptibles a la vista. La gran ventaja de este tratamiento es que la mujer puede recuperar su confianza y autoestima. El valor emocional es importante para una persona que ha superado un cáncer de mama.

El Doctor Díaz Gutiérrez sabe que esta intervención supone una gran mejoría de la imagen para la mujer, paliando las secuelas de la enfermedad y ayudándola a avanzar en su camino con toda la vida por delante. Además, será importante que la paciente se sienta apoyada, atendida y entendida por el cirujano plástico. Una de las grandes ventajas de este procedimiento es que ayuda a las pacientes a encontrar un equilibrio emocional que a veces se pierde en la lucha con una enfermedad dura y compleja.