¿Cuándo es recomendable hacer una reducción de pecho?

¿Cuándo es recomendable hacer una reducción de pecho?

La mamoplastia de reducción o reducción de pecho es una intervención que se realiza con el fin de eliminar la gigantomastia. Dependiendo de cada caso, este tipo de cirugía y la técnica que se aplica pueden variar. Antes de someterse a una operación de este tipo, es muy importante que un médico especializado valore si la paciente es una candidata adecuada para ello.

Motivos para hacer una reducción de pecho

En la mayoría de los casos, la cirugía de reducción de mama tiene un motivo estético. Son muchas las pacientes que tienen un volumen de pecho excesivo en relación con su cuerpo, y que buscan una mejora en este sentido. Este volumen excesivo, además, puede llevar a problemas de espalda o de respiración. Entre las principales razones para hacerse una mamoplastia de reducción, más allá de las estéticas, encontramos las siguientes:

  • Dolores de cuello, espalda u hombros.
  • Erupciones habituales debajo de las mamas.
  • Problemas nerviosos que pueden surgir debido a la mala postura, como entumecimiento u hormigueo en manos y brazos.
  • Aparición de estrías en los pechos.
  • Infecciones de quistes mamarios.
  • Problemas respiratorios.
  • Motivos psicológicos, relacionados con la vergüenza debido a los grandes pechos, que puede llevar a problemas relacionados con la sexualidad, e incluso a limitaciones a la hora de vestir o hacer deporte, por ejemplo.

¿Qué pacientes son aptos para hacerse una reducción de mama?

  • Mujeres que hayan alcanzado el desarrollo definitivo, normalmente a partir de los 18 años, excepto en casos muy concretos.
  • Mujeres que hayan cumplido con su deseo reproductivo, puesto que un embarazo puede provocar cambios en los pechos después de la intervención.
  • Pacientes mayores, cuyas mamas con el paso del tiempo han presentado un gran desarrollo que les genera una gran incomodidad.
  • Pacientes que se encuentran en el peso corporal adecuado en relación a su constitución, para poder valorar correctamente tanto la forma como el volumen de los pechos, y que los cambios en el peso no puedan alterar el resultado.

En la clínica del Dr. Díaz Gutiérrez recomendamos siempre acudir a una previa evaluación con el especialista, para decidir cuál es la mejor solución para cada caso y tener claro todo lo que implica este tipo de intervención, así como para poder hacerse una idea aproximada del resultado.